Presentación      Historia    Revistas    Editorial    Noticias    Suscripciones    Inicio     CDs     Promoción   Publicidad  Contacto   Aviso Legal

 

 ()

                                                                               

 Año XXIII  nº XVIII - E

                                                                                 Enero 2018

 Enero 2018 

 
 
 

 

 

 

Treinta años de investigaciones submarinas (17.01.18)

Un santuario antártico: el primer paso para lograr un sueño (16.01.18)

Cómo evitar que los cazatesoros roben nuestros naufragios más valiosos (15.01.18)

Descubren una nueva especie de tiburones que se alimentan de plantas marinas (15.01.18)

Alarma científica: Esta es la razón por la que se está hundiendo el fondo del mar (15.01.18)

«Miss Costa», un enorme tiburón blanco con cuenta de Twitter, de visita por Florida (15.01.18)

Caracterizados los fondos marinos mejor conservados del planeta (15.01.18)

Ecocat, el primer catamarán de pasajeros que se mueve sólo con energía solar (15.01.18)

El ‘extraño’ desprendimiento de las paredes de coral anaranjado en la Isla de Tarifa (15.01.18)

El pez que se fertiliza a sí mismo (15.01.18)

 

 

 

 

 

 

 

.......................................... ..........................................

 

 

 

 

 

 

 

Treinta años de investigaciones submarinas

Desde la primera prospección pesquera a finales de los años 80 se han descubierto centenares de especies en la sima avilesina

R. A. / Avilés | Los científicos llevan décadas estudiando los ecosistemas del cañón de Avilés, una zona «estructuralmente muy compleja» y con una «alta productividad biológica». Con especies aún por descubrir, este verano se decidió desarrollar un plan de gestión pesquera para salvaguardar esta zona, ya integrada en la red de áreas marinas protegidas y en la que en los últimos años se han descubierto arrecifes de coral, esponjas o estrellas gigantes de diez brazos.

Las primeras prospecciones, sin embargo, se desarrollaron pensando en una explotación pesquera. A finales de los años ochenta, un equipo del centro de Experimentación Pesquera de Gijón se subió a bordo del palangrero Jesús Nazareno, un buque de 25 metros de eslora para, durante un mes, estudiar las aguas profundas del cañón. Sorprendió la alta densidad biológica en la zona, en la que se encontraron barbadas, gatas, zapatas, tiñosos, sables y tiburones de tamaño medio entre otras especies.

En las aguas más superficiales hay «una multitud de especies de interés comercial, desde merluzas a bacaladillas, rapes, fallos, cigalas o jureles, que explotan unos 280 barcos asturianos que faenan con diversas modalidades de arrastre, palangre, enmalle o cerco.

En los años noventa se planteaban los taludes del cañón como nuevo caladero de pesca, aunque lo cierto es que en los últimos años la tendencia ha sido la de estudiar estas aguas desde un punto de vista más conservacionista. En este sentido han destacado las campañas del Instituto Español de Oceanografía (IEO). El Vizconde de Eza, el Thalassa, el Ramón Margalef y, el último verano, el Ángeles Alvariño han surcado las aguas del cañón y se han sumergido en sus profundidades para hallar corales negros, erizos, esponjas de cristal, ceriantários y anémonas a una profundidad de entre setecientos y 1.200 metros, el hábitat con mayor biodiversidad identificado hasta ahora en el cañón.

El pasado verano consiguieron filmarse zonas inexploradas de esta sima submarina, con corales de profundidad y bosques de gorgonias. Se encontraron especies desconocidas y de descubrió una nueva pulga marina desconocida hasta entonces. queda pendiente, sin embargo, lograr captar alguno de los míticos calamares gigantes que viven en el cañón, y que nunca se han visto vivos.

Buena parte del material logrado por el IEO podrá verse en el futuro museo del cañón gracias a un acuerdo entre la institución y el Ayuntamiento de Avilés. Los paseos en barco que se propondrán como actividad complementaria permitirá avistar cetáceos como rorcuales, cachalotes o delfines grises y mulares, además de una amplia variedad de aves como alcatraces, pardelas, págalos o charranes, que cuentan aquí con una Zona de Especial Protección.

ESCAFANDRA/elcomercio

 

 

 

 

 

 

.......................................... ..........................................

 

 

 

 

 

 

 

Un santuario antártico: el primer paso para lograr un sueño

Tenemos menos de un año para hacer historia: en octubre de 2018, la Comisión del Océano Antártico se reúne para debatir la creación de una enorme área protegida

Pilar Marcos / Greenpeace |  Cuando en 1972 el Apolo 17 tomó la foto más famosa de nuestro planeta, la NASA lo llamó “la canica azul”. La Tierra, cubierta en más de un 70% por agua, es un planeta azul. Sin embargo, la mayoría de estas aguas se sitúan fuera de las fronteras nacionales de los países ribereños. Son tierra de nadie, sin banderas y sin gestión que cubren dos tercios de nuestros océanos. La protección marina sigue siendo un reto pendiente: según datos de Naciones Unidas, solo un 6,97% de nuestros mares y océanos están protegidos, incluyendo las aguas nacionales dentro de las zonas económicas exclusivas. Y de este casi 7%, apenas un 2% se refiere a espacios bien vigilados y donde la actividad humana industrial queda prohibida.

Tenemos menos de un año para hacer historia: en octubre de 2018, la Comisión del Océano Antártico se reúne para debatir la creación de un santuario en esta área, la mayor jamás protegida. Por este motivo, Greenpeace se embarca en una expedición de tres meses para arrojar luz sobre estas aguas tan desconocidas y tan importantes para nuestro planeta. ¿Por qué el océano Antártico? Porque esta zona ya cuenta con un convenio internacional que puede servir como radiografía y marco legal de la zona. A partir de aquí, los pasos para protegerla son mucho más sencillos. Alemania ya ha puesto sobre la mesa esta propuesta y nuestra intención es aportar todavía más argumentos para que ningún gobierno pueda negarse. La supervivencia de la biodiversidad y de la vida humana dependen de nuestros océanos. Y el santuario Antártico puede ser el primer paso para conseguir llegar a proteger el 30% de los océanos del mundo antes de 2030, tal y como exige la coalición global de ONG de la que forma parte Greenpeace.

Vastos desiertos azules. Así es como nos referimos a los océanos muy a menudo. Pero nada más lejos de la realidad. Teniendo en cuenta que somos un 70% mar, clasificar el conjunto de ecosistemas como desiertos es negar en sí mismo nuestro desarrollo y futuro como especie. Se ha escrito mucho sobre la biodiversidad del mar y la belleza de delfines o ballenas copa a menudo las portadas de los medios, pero apenas se habla sobre la importancia del medio marino para el sustento de miles de millones de personas. La protección de los océanos, a través de una red a gran escala de reservas marinas, podría preservar la forma de vida de casi la mitad de la población mundial, que depende de unos océanos productivos. Creando reservas marinas protegemos la vida de estos espacios y se produce un “efecto reserva” que exporta bienes y servicios ambientales hacia zonas no protegidas del mar. Más de 3.000 millones de personas dependen de la biodiversidad marina y costera para su sustento.

En la década de los cincuenta, el emblemático Tratado de la Antártida, firmado en 1959, aseguró que el continente se conservase para la “paz y la ciencia”. 30 años más tarde, en los ochenta, cuando las compañías mineras y petroleras miraban con deseo los depósitos de minerales y petróleo bajo la Antártida, un movimiento mundial impulsado por Greenpeace consiguió la creación del Parque Mundial de la Antártida para detener a estas empresas. Entre 1987 y 1991, Greenpeace estableció una base en el continente (la World Park Base) para pedir la protección de la Antártida de la actividad minera. El movimiento culminó en 1991 y este es su legado hoy: las industrias extractivas están prohibidas en toda la masa terrestre del continente. Ahora es el momento de garantizar que también sus aguas estén protegidas. La creación de un santuario antártico es el primer paso para lograr un sueño: que las Naciones Unidas aprueben finalmente el Tratado Internacional de Protección de los Océanos, por el que Greenpeace lleva más de 10 años luchando, y que el 30% de nuestras aguas oceánicas estén también protegidas. Es nuestro patrimonio, es nuestro futuro.

ESCAFANDRA/elpais

 

 

 

 

 

 

 

.......................................... ..........................................

 

 

 

 

 

 

 

Cómo evitar que los cazatesoros roben nuestros naufragios más valiosos

El proyecto Carabela permite indexar parte del Archivo de Indias y proteger los documentos que dan accesos a pecios de gran valor

Ainhoa Iriberri | El 5 de octubre de 1804, la fragata Nuestra Señora de las Mercedes, que había partido de Montevideo el 9 de agosto, fue abatida por la armada inglesa muy poco antes de llegar a España. Se trataba de un barco cargado de objetos de valor, como se demostró en 2007, cuando la empresa cazatesoros estadounidense Odyssey Marine Exploration encontró el pecio de sus restos cerca del Golfo de Cádiz.

España denunció el expolio y reclamó sus bienes en un largo pleito que acabó con la victoria de sus dueños legítimos. Esta historia la recuerda el catedrático de Ciencias de la Computación en la Universidad Politécnica de Valencia Enrique Vidal, que acaba de obtener una de las Ayudas a Equipos de Investigación Científica de la Fundación BBVA 2017 para desarrollar un procedimiento que podría, al menos parcialmente, evitar que empresas cazatesoros se quedaran con restos que no les pertenecen.

Su proyecto se denomina Carabela: indexación probabilística de colecciones de manuscritos para protección del patrimonio histórico subacuático y lo que busca es encontrar información en los manuscritos del Archivo de Indias, compuesto por 40 kilómetros de estanterías y repartido en varias localidades españolas, de cuyas 150.000 imágenes, según Vidal, nunca se podrá hacer una transcripción completa, debido a su magnitud.

Una información delicada

Lo que compone este archivo es lo que permite a empresas cazatesoros encontrar información sobre pecios valiosos e ir a por ellos, algo que institucionalmente no se puede hacer muy a menudo por el coste que supone cada operación. "Estas compañías -que nunca se denominan como tal- suelen contratar y pagar muy bien a investigadores para que les proporcionen una información que se sabe que está ahí", resume Vidal.

El catedrático explica que en el Archivo General de Indias hay, sobre todo, dos tipos de información interesantes: el cargo de los barcos cuando emprendían viaje y las transcripciones de los juicios que se hacían cuando las naves naufragaban. "En aquella época ya había aseguradoras y, como ahora, no querían pagar", resume.

Vidal y su equipo se pusieron en contacto con el Centro Andaluz de Arqueología Subacuática (CAS) del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico hace aproximadamente 10 años. Buscaban fondos para mejorar la búsqueda de información en el archivo y les ha costado "varios intentos" lograrla.

A ellos ha contribuido, según Vidal, el éxito obtenido con otro proyecto completamente distinto: la indexación de la icónica colección: Le Trésor des Chartes. Gracias a la iniciativa europea HIMANIS, comenta el experto, se han indexado "con gran éxito todas las 83.000 imágenes de esta colección".

Se ha hecho con la misma técnica que se aplicará ahora al Archivo General de Indias: utilizando las tecnologías de keyword spotting e indexación probabilística. "Por cada zona de una imagen se obtiene una lista alternativas de las palabras que es más probable que aparezcan ahí", señala.

Y, a partir de ahí, ¿será más fácil localizar pecios perdidos? Vidal reconoce que "prácticamente están todos localizados", pero eso no significa que la indexación deje de ser necesaria. Por el contrario, podría serlo más que nunca. Lo que hace la herramienta que podrá terminar de desarrollar con estas ayudas es simplificar muchísimo el trabajo, en tiempo y en personal necesario. Porque encontrar información en esos documentos no es como consultar un libro cualquier en la Biblioteca Nacional. "Tiene una caligrafía compleja y el índice ha de hacerse imagen por imagen", apunta.

Sin embargo, Carabela va a permitir proteger la información de este Archivo de las empresas cazatesoros. "Eso permitirá no hacer accesible al público la información más delicada, describir las imágenes de alto riesgo para que caigan en manos de estas compañías", comenta el catedrático. "Va a ser una herramienta para la divulgación adecuada, para hacer público lo que no tenga riesgo y mantener por separado e incluso endurecer las medidas de seguridad de lo que sí lo tenga", añade.

ESCAFANDRA/elespañol

 

 

 

 

 

 

 

.......................................... ..........................................

 

 

 

 

 

 

 

Descubren una nueva especie de tiburones que se alimentan de plantas marinas

A través de un estudio, una investigadora detectó que el tiburón «cabeza de pala» no solo come algas marinas, sino que además esta especie es capaz de obtener sus nutrientes

Yanel Tilke Seijo/A.M. | Un equipo de científicos ha descubierto una nueva especie de tiburones que se alimenta de las plantas marinas. Se trata del Sphyrna tiburo o más conocido como cabeza de pala, una subespecie del tiburón martillo. Esta especie se caracterizaba por acercarse a la orilla del mar y cazar camarones, cangrejos pequeños y pequeños peces. Pero un nuevo estudio realizado por Samantha Leigh, investigadora de la Universidad de California, ha comprobado que una variedad de esta especie se alimenta también de algas y otras plantas marinas, tal como informa un artículo de divulgación científica de la revista Science Magazine.

El experimento se basó en alimentar a varios tiburones de esta especie con una dieta compuesta por un 90% de plantas marinas marcadas con carbono-13, para identificar si los nutrientes de las algas se absorben en la sangre y tejidos y, de esta manera, comprobar la capacidad de los tiburones para obtener nutrientes y descomponer el material vegetal. A pesar de la dieta vegetariana, los resultados de la investigación fueron positivos: los escualos subieron de peso, y se demostró que su organismo procesaba y aprovechaba los nutrientes de los vegetales.

Pese a esta novedad, los científicos plantean que los tiburones tienen un aparato intestinal muy pequeño, mientras que los animales herbívoros lo poseen más grande. Aunque se desconoce la respuesta, la investigadora supone que los microbios que viven en el intestino de estos animales pueden ayudarles a procesar la fibra de los organismos vegetales. Asimismo, Leigh estudiará de qué manera estos animales pueden digerir los nutrientes del alga marina, sin dudas es un dato que podría ser importante para otras especies marinas.

ESCAFANDRA/lvg

 

 

 

 

 

 

.......................................... ..........................................

 

 

 

 

 

 

 

Alarma científica: Esta es la razón por la que se está hundiendo el fondo del mar
 
El aumento del nivel de las aguas en nuestros océanos puede ser mucho mayor del que se pensaba.

El suelo de nuestros océanos se está hundiendo poco a poco debido a la creciente presión que ejerce el aumento del nivel de las aguas sobre él, según revela un nuevo estudio.

Los científicos que han llevado a cabo la investigación aseguran que el impacto del aumento de la temperatura de las aguas ha sido infravalorado. Sostienen que el deshielo de los glaciares no solo hace crecer el nivel del mar, sino que también provoca el hundimiento del lecho marino.

En otras palabras, lo que afirman los investigadores es que, para medir correctamente el aumento del agua en los océanos, no solo se debe prestar atención 'por arriba' (esto es, cuánto sube el nivel del mar), sino también 'por abajo' (cuánto se ha hundido el fondo oceánico).

"El cambio de distribución del agua aumenta la masa total del océano y provoca que el fondo oceánico se hunda, en un fenómeno conocido como deformación elástica. Debido a los cambios en el equilibrio entre la masa de hielo y la hidrología terrestre, los océanos han estado ganando masa durante las últimas décadas, lo que provoca un aumento en la presión sobre el fondo marino. Esta carga creciente hará que el suelo oceánico se hunda", explican.

Los investigadores usaron datos tomados entre los años 1993 y 2004 para determinar que, en ese período, el aumento de la cantidad de agua en nuestros océanos provocó que el suelo marino se hundiera alrededor de 2,5 milímetros (0,13 al año).

ESCAFANDRA/rt

 

 

 

 

 

 

 

.......................................... ..........................................

 

 

 

 

 

 

 

«Miss Costa», un enorme tiburón blanco con cuenta de Twitter, de visita por Florida

Una ONG marcó al animal en 2016 para concienciar sobre la necesidad de conservar a las especies marinas

Un enorme tiburón hembra de más de 726 kilos y 3,6 metros de largo que fue «marcado» por una organización defensora de la vida marina se encuentra en aguas del Golfo de México, a la altura de la ciudad estadounidense de Tampa (en Florida), tras recorrer más de 5.600 millas desde septiembre de 2016.

La organización Ocearch informa a diario en las redes sociales sobre la visita a Florida de «Miss Costa», como la ha apodado, para familiarizar a la gente con los temidos tiburones blancos y concienciar sobre la necesidad de preservar a las especies marinas.

«Miss Costa», que tiene su propia cuenta de Twitter, estaba ayer en el Golfo de México a la altura de Tampa (suroeste de Florida), aunque todavía lejos de la costa, según Ocearch.

El tiburón «escribió» ayer a sus seguidores que está pensando en volver a los Cayos de Florida, donde estuvo antes de adentrarse en el Golfo de México.

«Miss Costa», a la que Ocearch le colocó un rastreador el 23 de septiembre de 2016 en aguas de Nantucket (Massachusetts, Estados Unidos) emite una señal cada vez que su aleta dorsal sale a la superficie, que es captada por un satélite geolocalizador que proporciona sus coordenadas.

«Tampa, no temas mi aleta. Estoy aquí solo para hacer mi rutina», señala uno de los últimos tweets de «Miss Costa».

ESCAFANDRA/abc

 

 

 

 

 

 

 

.......................................... ..........................................

 

 

 

 

 

 

 

Caracterizados los fondos marinos mejor conservados del planeta

Las pautas de la riqueza natural descritas en el mar de Weddell, en la Antártida, marcan el máximo valor esperable en un sistema submarino, destaca Josep María Gili, investigador del CSIC

Antonio Cerrillo | Un grupo español de investigación oceanográfica ha podido identificar y caracterizar la riqueza biológica de los fondos marinos mejor conservados del planeta, tras explorar una zona cubierta la mayor parte del año por los hielos en el mar de Weddell, en el noroeste de la Antártida. El equipo, dirigido por Josep María Gili, profesor de investigación del Instituto de Ciencias del Mar del CSIC, ha cuantificado la densidad de las gorgonias, uno de los principales bioindicadores (junto con esponjas o corales) empleados para medir la riqueza natural de los fondos marinos. “Las pautas que hemos descrito, como el número de individuos, densidad o demografía, marcan el máximo esperable en un sistema marino”, resume Gili.

La importancia de este estudio es que, a partir de la cuantificación (sobre talla, demografía, nivel de reproducción) se podrán establecer unas pautas de distribución y la máxima riqueza natural que pueden darse en los ambientes marinos inalterados tanto por fenómenos naturales como causados por el hombre.

El estudio ha encontrado hasta 47 colonias de gorgonias por metro cuadrado (m2), como densidad máxima. En la zona analizada han sido observadas un total de diez especies diferentes de gorgonias –parecidas a los corales, pero con un esqueleto más duro– con una altura máxima de 1,2 metros. Cada una de las colonias está formada por miles de individuos (pólipos), con funciones de reproducción y de alimentación, según explica Stefano Ambroso, coautor del estudio publicado en la revista Scientific Reports. Las colonias aparecen con una distribución agregada, disposición que las sitúa a una mínima distancia sin competir por el alimento, mientras que otras están distribuidas al azar.

Máxima riqueza

“La diversidad y la densidad de colonias de estos fondos, perfectamente conservados, aportan los niveles máximos encontrados hasta ahora”, destaca Josep Maria Gili. Es la máxima riqueza natural que puede dar el océano. “A partir de ahora, en las nuevas investigaciones, todo lo que se separe de las densidades del patrón establecido significará que hay algún tipo de perturbación en un mar”, añade Gili.

Los científicos continuarán explorando los océanos, el Atlántico Norte o el Mediterráneo, sin saber si se trata de zonas intactas por el hombre. “Pero cuanto más diferentes sea con relación a lo que nosotros hemos encontrado en la Antártida, más probabilidades hay de que hayan sufrido una perturbación aunque no la hayamos visto”, añade Gili.

La riqueza natural de esta zona se debe a que ha permanecido intacta durante al menos 35 millones de años con una temperatura del agua siempre a cero grados. Los grandes depredadores como los tiburones no están presentes, debido precisamente a estas bajas temperaturas. “El mayor depredador es la estrella de mar”, dice Gili.

Zonas inalteradas

Son zonas que durante miles de años no han sufrido el más mínimo impacto, ni siquiera huellas de arrastres de icebergs. Cubiertas de hielos durante la mayor parte del año, han estado intactas, sin la alteración que ocasiona la presencia del hombre, sus barcos y otros impactos, como contaminación.

“Algunas de estas gorgonias, como las del género Thourarella, pueden tener 1.100 años. En el caso de los corales negros, que viven a entre 4.000 y 5.000 metros de profundidad, pueden vivir entre 3.500 y 4.500 años”, añade.

Fertilidad de los hielos

La riqueza natural del fondo marino de la Antártida se debe a la fertilidad de los hielos, bajo los cuales se da esta explosión de biodiversidad. Estos fondos obtienen “el mejor alimento durante todo el año; es algo que no les ha faltado durante 35 millones de años”.

Los nutrientes llegan a los fondos al derretirse los hielos en verano. Es el final de un interesante proceso biológico que se da en estas plataformas. Al helarse las aguas en otoño-invierno, la sal impide que las moléculas de agua acaben compactadas, con lo que en el interior de los hielos se forman canales microscópicos, un refugio de vida.

Valor nutritivo

El hielo –que actúa como una esponja– atrapa las microalgas (microplancton), que siguen vivas, reciben luz y se benefician de la fotosíntesis mientras obtienen nutrientes, con lo que excretan azúcares y otras sustancias de las que se alimentan bacterias y microorganismos que aumentan una biomasa rica en lípidos. Luego, cuando se produce el derretimiento del hielo, cae hasta el fondo una gran cantidad de microalgas con abundantes reservas de elevado valor nutritivo que, a diferencia de lo que ocurre en otros mares, se concentran en los fondos marinos. Y es aquí donde empieza la cadena trófica en todo el océano. Además, como la temperatura del agua siempre está a 0 grados, el alimento se conserva en buenas condiciones casi todo el año.

Bajo los hielos

Para realizar su trabajo, el equipo de investigadores empleó robots submarinos con control remoto, capaces de grabar imágenes sin tener que bajar al fondo del mar. Se realizaron seis transectos (trayectos) de un kilómetro, lo que permitió visualizar 3.000 colonias de esta especie.

La zona explorada se encuentra en la costa meridional del mar de Weddell, a entre 300 y 500 metros de profundidad. Estas investigaciones precisan barcos rompehielos capaces de entrar y salir de zonas que están más de seis meses al año cubiertas de hielo. La logística de estos barcos debe garantizar la supervivencia humana entre 6 y 8 meses.

En este caso se viajó de enero a marzo del 2014 con el buque oceanográfico alemán Polarstern, uno de los pocos que pueden hacer este tipo de campañas. Para poder participar en estos proyectos se requiere superar un riguroso examen de los objetivos de los grupos de investigación, efectuado por el Instituto Alfred Wegener de Bremerhaven, en Alemania.

ESCAFANDRA/lavanguardia

 

 

 

 

 

 

 

.......................................... ..........................................

 

 

 

 


 

 

Ecocat, el primer catamarán de pasajeros que se mueve sólo con energía solar

Con 120 paneles solares y un sistema 100 % eléctrico, Ecocat es el primer catamarán de pasajeros electrosolar de Europa, que permite el transporte de hasta 120 personas sin la necesidad de usar combustibles fósiles, lo que evita las emisiones de CO2.

Esta embarcación, de unos 20 metros de eslora y unas 26 toneladas de peso, forma parte de la línea de naves ecológicas de tecnología naval española ECOBOAT, desarrollada por el astillero tecnológico Metaltec Naval, ha explicado a Efeverde el CEO de la compañía, Enrique Arriola.

Alas desplegables con energía solar

El barco cuenta con un sistema de propulsión 100 % eléctrico que no requiere de motores auxiliares y que brinda una autonomía de navegación de ocho horas sin recargas gracias a su sistema de alas solares desplegable y retráctil, que incrementa la superficie de captación y generación de energía solar fotovoltaica.

Fabricado íntegramente en aluminio naval, el Ecocat forma parte de un proyecto que supone “una apuesta ecológica integral” no sólo por las fórmulas de propulsión que emplea para su movimiento, sino por el material empleado para su construcción, ha explicado Arriola.

En palabras del director de Metaltec Naval, el aluminio es un material ligero, resistente, no combustible y 100 % reciclable, “ventajas muy importantes” frente al poliéster, otra de las materias empleadas comúnmente para la construcción de barcos y que presenta “un problema a la hora de deshacerse de las naves una vez se dan de baja”.

Respetable con el medio ambiente

Así, con este proyecto, “demostramos que la fabricación es compatible con el respeto al medio ambiente, más importante incluso en el entorno marítimo, muy sensible a la contaminación y a los ruidos”.

En ese sentido, estas embarcaciones “evitan la contaminación en las bahías pues son cero contaminantes y totalmente autosuficientes a través de energía solar y, por tanto, renovable y limpia”.

Arriola ha lamentado, no obstante, que la inversión de 1,8 millones realizada para desarrollar la embarcación haya sido “totalmente privada, ya que no contamos con ninguna ayuda” que apoye la iniciativa pues, “de hecho, estamos causando más expectación fuera de España que dentro”.

La primera unidad del Ecocat fue presentada el pasado 21 de diciembre en Santander, si bien no será hasta el próximo febrero cuando se produzca la botadura, a la que seguirá un periodo de pruebas de entre uno y dos meses en la bahía de la ciudad cántabra

ESCAFANDRA/efe

 

 

 

 

 

 

 

.......................................... ..........................................

 

 

 

 

 

 

 

El ‘extraño’ desprendimiento de las paredes de coral anaranjado en la Isla de Tarifa

El origen de estos desprendimientos se deben a diferentes causas, unas de origen natural como la acción de organismos perforadores, el oleaje o el fuerte hidrodionamismo en determinadas zonas, y otras de origen antrópico como el buceo deportivo, según ha informado la Junta en un comunicado.

Los trabajos realizados por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía para cuantificar el posible impacto del buceo deportivo sobre las poblaciones andaluzas de coral anaranjado han constatado que en la Isla de Tarifa de Cádiz hay un mayor porcentaje de pared desprendida de esta especie amenazada, cerca del siete por ciento, respecto a otras zonas del litoral (4%). Un dato significativo ya que este enclave se localiza dentro del Parque Natural del Estrecho (Cádiz) gozando de protección.

El origen de estos desprendimientos se deben a diferentes causas, unas de origen natural como la acción de organismos perforadores, el oleaje o el fuerte hidrodionamismo en determinadas zonas, y otras de origen antrópico como el buceo deportivo, según ha informado la Junta en un comunicado.

En el caso de la Isla de Tarifa, los desprendimientos de corales se atribuyen no solo a la práctica del buceo, sino también al hidrodinamismo que existe en el lugar. No obstante, la situación no llega a ser preocupante, ya que el seguimiento efectuado durante los últimos años confirma que la tasa de renovación de las colonias es alta, obteniendo valores de cobertura similares a la de otras estaciones de seguimiento, según detalla la nota de la Junta.

El coral anaranjado o 'Astroides calycularis', incluido en el Plan de Recuperación y conservación de los Invertebrados Amenazados y Fanerógamas, es una especie endémica característica de fondos rocosos poco iluminados. Vive fija al sustrato, formando colonias que pueden llegar a ocupar grandes superficies y con una gran diversidad. Actualmente se localiza en el Mediterráneo suroccidental y el norte del continente africano desde Túnez hasta Tánger. En la Península Ibérica, la mayoría de sus efectivos se encuentran en las costas andaluzas, sobre todo en las de Granada y Cádiz.

Las formaciones de coral anaranjado son especialmente buscadas por los buceadores recreativos por su espectacular belleza. Así, la Isla de Tarifa se ha convertido en un referente para el buceo y donde muchos clubes y empresas que imparten sus cursos de iniciación para buceadores noveles, que realizan sus primeras prácticas en la zona de coral, lo que provoca que puedan rozar las paredes ocupadas por el coral y ocasionar el desprendimiento accidental de algunas colonias. Este hecho hace que se identifique al buceo recreativo como una amenaza a la supervivencia de esta especie a escala local.

ESCAFANDRA/ep

 

 

 

 

 

 

 

.......................................... ..........................................

 

 

 

 

 

 

 

El pez que se fertiliza a sí mismo

Tiene mucha mayor diversidad de lo que podría esperarse

Juan Scaliter | Hay un pez que tiene tantos nombres como sorpresas en su genoma. Se trata del rivulín de manglar, almirante de manglar o rívulo matancero (Kryptolebias marmoratus). Este pequeño animal es capaz de vivir tanto en agua dulce como en agua con el doble de sal que el océano. También puede vivir hasta dos meses en tierra, respirando a través de su piel, antes de regresar al agua. Por si fuera poco, es uno de los dos vertebrados (el otro es un pariente cercano), que se fertiliza a sí mismo. Precisamente esto es lo que ha sido objeto de una investigación, publicada en Genome, y liderada por Luana Lins .

La autofecundación o tener mucho amor propio, tiene beneficios. Si el hábitat es bueno, con comida abundante y un clima agradable, se puede formar una familia casi al instante. El problema es que al no combinarse con otro ADN, el organismo se ve privado de un conjunto de herramientas genéticas diversas que pueden ser útiles si el entorno cambia repentinamente. La autofertilización también puede aumentar las probabilidades de que una mutación peligrosa se vuelva común en una población.

Sin embargo, el rivulín no solo no se ve afectado por esto, sino que parece querer desafiar a la evolución.

Cuando el equipo de Lins secuenció el genoma del rivulín, descubrió que había mucho por aprender. Los científicos compararon 15 linajes diferentes de esta criatura y hallaron una cantidad importante de diversidad genética en toda la especie.

“Descubrimos mucho más áreas heterogéneas de lo que esperábamos si simplemente siguiéramos la lógica de un animal que ha llevado a cabo la autofertilización durante mucho tiempo. Se trata de un enigma y aún no hemos dado con la respuesta”, señala Lins en un comunicado.

Una posible explicación es que estas criaturas tienen muchas más mutaciones de lo que se pensaba anteriormente. Pero las mutaciones tienen una cierta regularidad o probabilidad, lo que hace que esta diversidad sea poco probable. Hay algo más, pero aún no sabemos qué es.

ESCAFANDRA/quo

 

 

 

 

 

 

 

.......................................... ..........................................

 

 

 

 

 

 

 

 

 

<< Editorial